H10.jpg

¿Por qué

Almacenar?

¿Qué es un banco de sangre de cordón umbilical?

​La sangre del cordón umbilical es la sangre que queda en la vena del cordón umbilical y la placenta en el momento del nacimiento. Un banco de cordón umbilical es una opción al nacer que permite que a padres recolectar y almacenar (criopreservar) las células madre del cordón umbilical de su bebé para su posible uso en el futuro. Al guardar la sangre del cordón de su bebé, las células quedan específicamente reservadas para su familia.

Hubo un tiempo en que el cordón umbilical y la sangre se consideraron desechos médicos. Hoy en día, padres preservan o almacenan la sangre del cordón umbilical de sus bebes, ya que es una fuente rica en un tipo particular de célula madre. Las células madre son actualmente utilizadas en una variedad de tratamientos para enfermedades debilitantes y potencialmente mortales.

 
¿Por qué debo guardar el tejido del cordón y la de cordón umbilical?
 

La sangre del cordón umbilical y el tejido del cordón son ricos en dos tipos distintos de células madre. Ambos tipos de células madre juegan un papel clave en el mantenimiento de nuestra salud y cada uno trabaja de forma única.

El TEJIDO DE CORDÓN o gelatina de Wharton, es un tejido que rodea la vena umbilical y los vasos en el cordón. Cuando se remueven los vasos hay un tejido restante que contiene células denominadas células madre mesenquimales o MSCs madre. Las MSC son células madre única y poderosa que ayudan a reparar y curar el cuerpo de manera diferente a la sangre del cordón. El tejido circundante es también una fuente rica en otros tipos de células, que tienen diferentes usos potenciales.

Las células madre mesenquimales tienen muchas funciones únicas que incluyen la capacidad de inhibir la inflamación posterior a un daño del tejido, secreta factores de crecimiento que ayudan en la reparación de tejidos, y se diferencia en muchos tipos de células incluyendo las células neuronales, células óseas, células de grasa y cartílagos.

Beneficios de la Sangre del Cordón Umbilical y del Tejido del Cordón
 
  • Son de fácil extracción, por lo que no existe ningún riesgo ni dolor para la madre o el bebé.

  • Las células madre del cordón tienen una alta tasa de injerto, son más tolerantes a las disparidades de HLA, dando lugar a una tasa reducida de enfermedad de injerto-contra-huésped y siendo rara vez contaminadas con los virus latentes, lo que simplemente significa que el cuerpo con suma frecuencia acepta células madre del cordón umbilical de una manera mucho mejor que las células de la médula ósea.

  • Las células madre del cordón almacenadas son de fácil acceso, permitiendo que el tratamiento comience antes si es necesario, sin perder tiempo en la búsqueda y proceso de pareo necesario para las células madre conservadas en bancos públicos.

  • Las células madre del cordón umbilical de su bebé tienen al menos una probabilidad de uno en cuatro de corresponderse con las de un hermano. El uso de células madre genéticamente asociadas, que están libres de la enfermedad a tratar, a menudo resulta en trasplantes exitosos con menos complicaciones.

  • Y lo que es más, la sangre del cordón umbilical puede tener aplicaciones en el futuro más allá de los transplantes de células madre. Nuevas aplicaciones de la medicina regenerativa pueden utilizar las células madre del cordón umbilical o del tejido del cordón para reconstruir tejido cardíaco, reparar los daños debidos a derrames cerebrales, lesiones de la médula espinal o revertir los efectos de enfermedades como la esclerosis múltiple o el Parkinson. Si bien la investigación está en sus etapas iniciales, las posibilidades son muy prometedoras.

Proceso de almacenamiento
 
inscripcion.jpg

INSCRIPCIÓN

Se requiere cierta información inicial para inscribirse. Nuestras inscripciones no tienen riesgo alguno, ya que no se cobrará nada hasta que se reciba, se procese y se crio-preserve la sangre del cordón umbilical y el tejido del cordón umbilical. Si la familia decide posteriormente no almacenar, el kit de recolección deberá ser devuelto a Cryo-Cell inmediatamente para evitar cualquier cargo.

recogida.jpg

RECOLECCIÓN

Inmediatamente después del nacimiento, pero antes de que la placenta sea entregada, la sangre del cordón umbilical es recolectada del cordón umbilical del bebé por el proveedor de atención médica. Después que se expulsa la placenta, se hace la recolección del tejido del cordón umbilical. No hay absolutamente ningún dolor o riesgo para la madre o el bebé durante el proceso de recolección porque la sangre es toma del cordón después de haber sido sujetado y cortado. Las recolecciones de sangre del cordón umbilical y del tejido del cordón son seguras tanto para partos vaginales como cesáreas.

TRANSPORTE

Dentro de las dos horas después del nacimiento, se debe llamar a Cryo-Cell para que el servicio de mensajería médico venga a recoger el kit de recolección. Esta llamada puede realizarse en cualquier momento, ya que estamos disponibles las 24 horas al día, siete días a la semana.

El servicio de mensajería médico se ocupará entonces del transporte adecuado del kit de recolección hacia el laboratorio Cryo-Cell.

PROCESAMIENTO

Por lo general, la sangre y el tejido del cordón umbilical se analizan, procesan y se almacenan criogénicamente dentro de las primeras 24 a 48 horas de la recolección.

  • La sangre materna es examinada por enfermedades infecciosas.

  • Cada muestra de sangre y tejido del cordón umbilical es examinada en busca de contaminación microbiológica.

  • La sangre del cordón se procesa para maximizar la recuperación de las células madre por los tecnólogos especializados del laboratorio de Cryo-Cell.

  • Cryo-Cell almacena el tejido del cordón umbilical en su totalidad para preservar todos sus tipos de células y maximizar las opciones de salud a futuro.

PRESERVACIÓN

Tanto la sangre del cordón como el tejido del cordón se envuelven para una protección adicional contra la contaminación cruzada durante el almacenamiento. Todos los especímenes se almacenan en la fase de vapor de nitrógeno líquido para la preservación criogénica, a temperaturas por debajo de −170 grados Celsius, o aproximadamente −274 grados Fahrenheit. La bolsa de criogenización (cryobags) de la sangre del cordón contiene segmentos extraíbles para futuras pruebas y examenes sanguíneo de compatibilidad. Todas las recolecciones se almacenan en nuestras instalaciones de almacenamiento de vanguardia.